Durante dos jornadas de 5 horas todos los alumnos de 2º de ESO construyen robots LEGO a los cuales adaptan motores y sensores de luz, sonido y tacto. Una vez construido el robot, mediante un software específico los alumnos lo programan para que realicen movimientos y obedezcan ordenes según la información recogida por los sensores.

Esta actividad motiva a los alumnos a aprender sobre ciencia y tecnología, desarrollando las competencias matemática, interacción con el mundo físico y el tratamiento de la información y la competencia digital.

Ilusión, creatividad, ingenio y mucha imaginación es lo que necesitarán los equipos para conseguir que el robot creado supere los retos que se plantean.